Breve resumen de sentencias de interés

QUITAR ZONA A UN VENDEDOR ESTÁ DENTRO DEL PODER DE ORGANIZACIÓN DE LA EMPRESA

Sentencia del Juzgado de lo Social de Barcelona, de octubre de 2009.

Comentamos una sentencia en la que Ana Risueño Pérez, Graduada Social de nuestro despacho, ha defendido la actuación de la empresa ante una demanda por modificación sustancial de condiciones que el juez, finalmente, ha considerado incluida en las facultades inherentes al poder de dirección de la empresa.

El trabajador llevaba años prestando servicios a una empresa dedicada a la distribución, venta y alquiler de vídeos y contaba con unas zonas asignadas: Málaga, Cádiz y compartía Sevilla con otro vendedor.

La retribución de este trabajador era mixta, una cantidad fija y otra en comisiones por venta.

El pasado mes de marzo la empresa le comunicó que dejaba de prestar sus servicios en Sevilla y que desde ese momento, la zona se le asignaba al otro vendedor con el que ya compartía Sevilla.

El trabajador, que no estuvo de acuerdo, impugnó la decisión alegando que se trataba de una modificación sustancial de condiciones en la que no se había tenido en cuenta el especial procedimiento previsto para este caso. Reclamaba que se le restituyese en la zona de Sevilla y se le pagase la cantidad que le habría correspondido por comisiones desde la fecha en que se le notificó que dejaba de trabajar esa provincia.

La modificación sustancial de condiciones, recogida en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, exige que existan causas probadas (bien sean económicas, técnicas, organizativas o de producción). Cuando la empresa decide unilateralmente una modificación sustancial de condiciones debe, además de acreditar una de las circunstancias mencionadas, informar al trabajador con un mes de antelación para que éste acepte, presente una reclamación o resuelva el contrato con una indemnización calculada a razón de 20 días con un máximo de nueve mensualidades.

La sentencia resuelve que no existe tal modificación sustancial de condiciones y que el hecho de quitarle la zona de Sevilla al trabajador responde a las facultades de dirección y organización del empresario. El objetivo de ese cambio responde a la reorganización de la zona de venta para optimizar los recursos y ahorrar costes. Esto, sumado a que el trabajador no ha sufrido un menoscabo económico puesto que el último año, debido a unas devoluciones, no cobraba comisiones por la zona de Sevilla, son motivos suficientes para que esta modificación, sin ser sustancial, sea legítima del ejercicio ordinario de la empresa.

Contactar para visita

Si desea asesoramiento en referencia a este artículo rellene el formulario siguiente y le contactaremos lo antes posible.